© 2019 Revista Femme Sapiens

Todos los derechos reservados

  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono de Instagram
  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon

12 de abril de 2019

1x04

Bienvenidas todas, por fin semana santa. No soy creyente pero me alegra mucho que haya llegado un descanso de dos semanas. Cantidad de trabajos a realizar en estas fechas previas a muchos exámenes, así que esta falsa sensación de alivio y descanso placentero (sorry not sorry) al menos se difumina con el poder volver al hogar (al menos para quienes vivimos lejos). La semana pasada atajamos un tema duro. Cómo la realidad nos afecta y cómo parecemos estar sumidas en un sueño profundo, obviándola, y cómo a veces detalles como dormir poco nos hacen despertar. Es un tema de mierda y consigo suele traer un aura de crítica, así que esta semana vamos a ver las cosas de una forma mucho más positiva. L a realidad no es sólo un lado o el otro de la moneda, sino cara, cruz y el canto. Así que aunque a veces despertemos de la hibernación y creamos que el mundo es puramente frío y está regido por el marketing social, dentro de esta necesidad por agrupar las cosas en casillas también existe La Libertad.

La Libertad según la RAE entre muchas acepciones, es la facultad natural al hombre de obrar de una manera u otra, por lo que es responsable de sus actos. Entonces, la libertad puede ser ese margen de tiempo donde decides qué te gusta hacer en tu tiempo libre, en tu forma de ser cuando estás ocupado, en si te gusta o no la carpintería, si eres de series, de pelis o de libros, si quieres cantar o tocar el ukelele, si quieres guitarra eléctrica o clásica, si vas a jugar a juegos de rol y si prefieres ir en horda o alianza... Y es que al final, lo más importante en esta vida no es sólo el caos en el que vivimos sino la pasión que le ponemos a las cosas que hacemos para cambiar todo nuestro mundo. Coger algo con toda la fuerza y luchar. Vivir cada segundo (aunque te saltes algunos, porque somos humanos, no se puede estar a tope siempre). Pero sobretodo, estrechar la mano al presente y hacerlo tuyo. ¿Y qué a la intensidad? ¿Tan mal está? Al final la pasión es un baile con tu alma puestos hasta el culo de endorfinas. ¿Qué carajo importa lo que opinen los demás? ¿Qué la vida es una mierda a veces? Pues claro que sí. Pero no fragües en el nihilismo y aprovecha el tiempo. Hazlo todo y sobre todo, hazlo tuyo. No esperes a que llegue el día. Si te gusta, te gusta, empieza ya, ahora mismo. No lo dejes, no lo olvides, no te creas que eres menos o que tus sueños son más difíciles o están más lejos. (Esto es aplicable a cantidad de sueños. Y no, no me ha contratado Mr. Wonderful ni patrocino nada).

Así pues, os presento el despertar a un día que parecía muy gris.

Inmersa en ensoñaciones.

Obnubilada.
Viviendo enfrascada en Marte

sin litigio a volver.

Navegante de cuerpo y cabeza

en un mar que fragua.

Nadando de sí misma
en el arrecife del pensar.

Y al final, ¿qué importa todo?
Y precisamente por eso,
por desinhibirse a brochazos,
blandir el aire con esa llaga que risueña

aún ríe.

Por los sueños oscuros y claros
que se abrazan en el eco de la realidad.

Por si tienes suerte
O solo por intentar:

VIVE, VIVE INTENSAMENTE, PERO VIVE.

AQUÍ Y AHORA. ESTE MOMENTO.

 

Tras los finales, después de no dormir toda la noche por un examen y después de olas de estrés ya iba por la calle casi flotando deseando tocar una cama por un millón de años. De camino a la casa de una amiga, ella me sacó 3 fotos. Cuando llegué, después de haberlas visto, las iba a publicar, pero de pronto, al ver la progresión hacia la risa que aparecía en mi cara, me di cuenta que en la única que realmente era yo, es decir, que sentía que era exactamente mi esencia, fue en la tercera toma, donde me río con cara súper fea, disfrutando de verdad el momento. Así que ahí empecé a escribir. Dentro del caos que es a veces pensar en encajar, de tratar de tener siempre la respuesta correcta a todo, de ser lo más en cada matiz, dentro de todo ese estrés siempre queda la parte feliz. Ser tú. Vivir dándolo todo, vivir por las risas, por las lágrimas, vivir por tus amigos, por ver 39 amaneceres a las 6 de la mañana, por poder elegir simplemente. La pasión que desata todo ese odio que se extingue en la mente, esa parte que a veces no se percibe que nos hace disfrutar de las cosas. Nuestra parte en rebelión. Lo bueno que está el café, lo genial que es entrar en la cama cuando tenías sueño, quedar con amigos que hace tiempo que no ves, pintar un cuadro, mear con ganas... Todo muy bohemio, la belleza de las cosas más paupérrimas, pero creo que sin lugar a dudas, son las que nos ayudan a tomar contacto con tierra y deshacernos de toda esa tormenta eléctrica que al final sólo nos nubla la mente. Haz tuyo el momento, siendo sólo tú misma. Y ya está. (Y la gente con ansiedad que esté leyendo esto dirá “cállate, idiota, para nada es y ya está”. Y es verdad, a veces es muy difícil desconectar la antena que retransmite todo el rato en directo lo que creemos que pueden pensar los demás o dejar de pensar sobre lo que hacemos o dejamos de hacer. Lo entiendo, pero por experiencia, insisto: difícil, pero no imposible. Que si al final alguien te tiene que criticar o alabar por lo que sea, lo va a hacer igual, así que date dos minutos de felicidad y simplemente hazlo. A lo loco y sin pensarlo mucho. (Por favor no matéis a nadie.)

En esta línea, el reto de esta semana es que con cualquier modalidad de arte mostréis qué es lo que os hace felices en un día normal. ¿Son las tostadas? ¿Quedar con tus amigos? ¿Meter el pen drive a la primera? ¿Qué el torno del metro te lea la tarjeta tan rápido que no tengas que pararte? ¿O es notar cómo los primeros rayos de Sol rozan tu cara? Esos pequeños detalles que hacen que un día sea mejor.

No os olvidéis que para participar en el concurso mensual tenéis que subir una publicación de vuestra creación a Instagram bajo el #laintensadelpueblo para poder escoger a una ganadora y luego poder mencionaros por vuestro @ en la siguiente sección y que todo el mundo pueda ver vuestra publicación. La semana pasada participó en #laintensadelpueblo con un par de ilustraciones muy chulas @bimoriecheval . Os las dejo por aquí abajo para que podáis apreciar sus Autorretratos en digital y os invito también a ver su cuenta de arte en Instagram y darle muchos likes, ya que suele subir ilustraciones muy interesantes y por lo que sé, pronto publicará bastantes más. La semana que viene cerramos el círculo del concurso de este primer mes y anunciaremos a la ganadora. (Si queréis informaros sobre las bases del concurso id a la introducción general de esta sección).

¡Feliz semana santa y pasad un buen fin de semana!