© 2019 Revista Femme Sapiens

Todos los derechos reservados

  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono de Instagram
  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon

Virginia Woolf

22 de marzo de 2019

En 1929, Virginia woolf dijo en su famoso ensayo que la mujer necesitaba una habitación propia. Un lugar donde poder estar acompañada únicamente de sus propios pensamientos para poder pensar, estudiar y crear, aportar al mundo y a la Historia.

 

Siempre me hizo "gracia" este asunto, dado que todos necesitamos una habitación propia, sólo que los hombres, en aquel entonces, la llamaban despacho y era lo habitual. Hoy en día no es nada extraño que una mujer tenga un despacho, taller, o simplemente un lugar tranquilo donde leer, pensar o crear. Pero aun así no puedo evitar meditar sobre estas palabras de Virginia. Queramos o no, seguimos comprendiendo que, hace no tanto tiempo, las mujeres no tuvieran una habitación propia más que el de la plancha hace 60 años, o incluso que para muchas siga siendo así.

 

Avanzamos, pero aún así aun no vemos estos temas como algo lejano. Sueño con el día en el que las mujeres del futuro lean a Virginia Woolf o las historias de muchas de nosotras que vivimos el presente, como cuentos del pasado.

 

En el futuro, las historias de Virginia Woolf, serán pura ficción.